DIY

¡Aquí os traigo una idea genial para darle vida a esas paredes tan aburridas que a veces tenemos en la casa!Imagen

Es super sencillo como podéis ver, tan solo necesitais unos cuantos clavos y cuerda o lana de cualquier color. Además lo podeís hacer del tamaño que os guste incluso intercambiando colores en el mismo diseño.

ImagenImagenImagen

Puedes aprovechar y utilizar esta idea para hacer un árbol de navidad alternativo y así te ahorras el barrer las mijillas que, inevitablemente, sueltan los árboles tradicionales.

¡Utiliza esta idea y crea tu propio diseño!

Anuncios

Mi madre es mi héroe

¿Qué se le puede decir a una persona que te llevó dentro durante nueve meses para luego dar la vida por ti? Recuérdalo siempre, tu madre es alguien irreemplazable. Nunca, y créeme, nunca nadie en el mundo te va a querer así. Por eso aprovecha ahora en navidad y ¡Díselo!
Una madre es simplemente incondicional. Da igual la edad que tengas, la necesitas.
Gracias mamá.

Aprender a vivir de nuevo

“And smiles turn into laughs and laughs turn into kisses -and before you know it, the days turn into weeks and weeks turn into months. And you’ll find yourself forgetting what it was like before they were in your life.”

No hay verdad que más pese. A veces, simplemente, olvidamos como vivir cuando falta una persona. Nos hemos acostumbrado hasta tal punto a su mera presencia física que se nos hace inconcebible la vida sin ellos. No imaginamos cómo vamos a hacer para despertarnos cada mañana y poner un pie fuera d ela cama si ya no están.

Pero tranquilos, tengo una buena noticia. A todo se aprende, aunque lleve su tiempo. Unos tardarán más y otros mucho más. Igual que nos costaba quitarle los ruedines a las bicis o tirarnos al agua sin maguitos. Pero se acaba consiguiendo. Tan sólo tómate tu tiempo, todo el que necesites.

Termina aquello que siempre dijiste que harías, léete ese libro que está esperando en tu mesilla, sal a pasear cuando llueva, sí, aunque se te mojen los zapatos, sácale una sonrisa a ese que se sienta siempre enfrente en el autobús, come un poco de chocolate (o mucho), el chocolate siempre es solución.

Pero sobretodo, escucha esta canción.